Twitter

René Higuita Biografía

Nombre José René Higuita ZapataApodo El loco, El Rey Escorpión

Nacimiento 27 de agosto de 1966 (45 años)
Medellín, Colombia
Nacionalidad
Posición Portero
Estatura 1.75 metros
Partidos internacionales 68
Goles totales 57
Año del debut 1985
Club del debut Millonarios
Año del retiro 2009
Club del retiro Deportivo Pereira
José René Higuita Zapata (Medellín; 27 de agosto de 1966) es un destacado ex futbolista colombiano.
Su particular estilo de juego, de portero-jugador, en la línea de Soriano, Carrizo o Hugo Gatti y su peculiar personalidad, lo convirtieron en un ídolo en su país durante los años ochenta y noventa. Además fue elegido por la IFFHS como el octavo mejor portero sudamericano del siglo XX en el 2004.
Higuita fue fundamental para un cambio clave en las reglas del fútbol, pues luego de su actuación en el Mundial de Italia de 90, con arriesgadas y espectaculares jugadas por fuera del área, un congreso técnico en Coverciano en 1990, empezó a hablar del arquero-líbero pues, según el sistema táctico, se necesitaba impulsar un arquero que supiera utilizar los pies. Esto llevó a la norma de que si un futbolista devuelve a su propio arquero un balón con los pies, éste no puede agarrarlo con las manos.


Higuita es reconocido como uno de los mejores porteros de la historia del fútbol sudamericano y una figura clave en el ascenso de Colombia dentro del panorama futbolístico internacional, siendo parte de una gran generación al lado de Carlos Valderrama, Freddy Rincón, Adolfo “el Tren” Valencia, Faustino Asprilla, Leonel Álvarez y otros.
Además ocupa el tercer puesto en el ranking de los arqueros más goleadores en la historia del fútbol (ocupó el primer lugar por varios años) con 44 tantos en juegos oficiales.[cita requerida]

Nació en Castilla, un barrio de clase baja de la ciudad de Medellín. Fue hijo de una madre soltera, María Dioselina Higuita, de quien tomó el apellido. Ésta moriría varios años después de su nacimiento, lo que hizo que René permaneciera al lado de su abuela Ana Felisa. Su infancia transcurrió en medio de grandes dificultades económicas, por lo que trabajó como vendedor de periódico y realizó diversos oficios para ganarse la vida.
La esposa de René Higuita se llama Magnolia y con ella tiene dos hijos, Andrés y Pamela. Además es padre de Cindy Carolina, hija de su primera esposa que falleció.
Su ingreso como portero fue muy anecdótico. En un torneo de su escuela, donde iban a escoger a los mejores jugadores para el Independiente Medellín, René era el goleador del equipo, pero se lesionó el portero y en su lugar lo pusieron a él, volviéndose el dueño indiscutible de la portería.

Trayectoria
En 1981 fue parte de la Selección de Antioquia sub-16 dirigida por Luis Alfonso Marroquín, que a la postre saldría campeona de Colombia. Fue convocado años después a la selección nacional juvenil, que participó en el Suramericano de Paraguay en 1985, la cual deslumbró por su fútbol espectáculo siendo el comienzo de la nueva era del fútbol colombiano, y con la que clasificaría para el Mundial Juvenil en la Unión Soviética de ese mismo año. Sin embargo, en dicho torneo Higuita no pudo jugar puesto que se encontraba lesionado, aún así fue incluído en la nómina que viajó a representar a Colombia.
A nivel profesional su carrera deportiva se inició en 1985 en Millonarios. En 1986 regresaría a jugar con el Nacional, que empezaba a ser dirigido por Francisco Maturana y bajo su batuta lograría varios de sus más importantes triunfos. El 31 de mayo de 1989 el Atlético Nacional se coronó campeón de la Copa Libertadores de América, el primer triunfo en este torneo de un equipo colombiano. La final, jugada contra el Club Olimpia de Paraguay en Bogotá, se definió mediante tiros penales e Higuita atajó 4 en la serie. En diciembre de ese año jugó la final de la Copa Intercontinetal contra el Milan de Italia, teniendo una destacada actuación y perdiendo en el último minuto del tiempo de prórroga. También ganó la Copa Interamericana en 1990 con una memorable actuación.
En 1991 viajó a España para jugar con el Real Valladolid, pero no tuvo suerte y abandonó el equipo a mitad de temporada pese a haber contado con la confianza de su entrenador Francisco Maturana. Regresó otra vez al Nacional con el que se coronó campeón de Colombia en 1994. En 1995 alcanzó de nuevo la final de la Copa Libertadores de América que Atlético Nacional perdió con el Gremio de Portoalegre. En ese torneo se recuerda que en las semifinales contra River Plate, en el partido de ida en Medellín Higuita cobró y anotó un tiro libre con el que le daba la ventaja transitoria al equipo colombiano en dicha serie, la cual terminó empatada tras el partido de vuelta en Buenos Aires y debió definirse mediante tiros de penal donde nuevamente Higuita atajó el penal decisivo.
Higuita jugaría después en el Club Tiburones Rojos de Veracruz de México y posteriormente regresaría a Colombia. Luego iría a jugar al club Aucas de Ecuador.
Higuita también es recordado por ser el pionero de los arqueros goleadores, pues durante su carrera profesional llegó a marcar 44 goles en partidos oficiales, según la Internacional Federation of Football History & Statistics, 37 por la vía del penalti y otros 7 por la del tiro libre. El récord lo ostenta Rogério Ceni, jugador aún activo.
El 24 de enero de 2010 realizó su partido de despedida en el Estadio Atanasio Girardot, con una asistencia de 21.307 espectadores.1
Selección de Colombia
Además de la selección juvenil de Marroquín que clasificó a la Copa Mundial de la antigua Unión Soviética en 1985, René Higuita hizo parte de la selección sub-23 que en 1987 participó en el torneo preolímpico de Bolivia, que entregaba dos cupos para los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988. Colombia finalizó cuarta pero ya daba muestras de una renovación en su fútbol; se destaca que en esta competición el cuadro cafetero venció 2-0 a Brasil (por primera vez en un preolímpico) y el propio Higuita le detuvo un tiro penal al delantero brasilero Bebeto. El técnico era Francisco Maturana.
En ese mismo año fue convocado por primera vez a la Selección de Colombia de mayores, también dirigida por Maturana para la Copa América de 1987 celebrada en Argentina, cumpliendo una destacada actuación y ocupando el tercer lugar del torneo.
En 1989 la selección colombiana logra clasificarse al mundial de fútbol de 1990 en repechaje contra Israel.
En el campeonato orbital, que se llevó a cabo en Italia, Higuita atajó una pena máxima contra Yugoslavia y tuvo una importante actuación contra el equipo alemán, a la postre vencedor del certamen.
Con arriesgadas jugadas, excelentes atajadas y un estilo de juego único (que se acoplaba al “lírico” estilo de esa selección colombiana), Higuita se estaba convirtiendo en una de las figuras del certamen, realizando arriesgadas acciones que nunca se habían visto en un campeonato de este tipo.
Así, Colombia clasificó a los octavos de final del torneo y debió jugar contra Camerún. En ese partido Higuita le entregaron un balon divido el defensa Perea y perdio el balon , con Roger Milla y anotar el gol que sacaría a Colombia del torneo. Luego de esto Higuita fue señalado “por los ignorantes” como el responsable de la eliminación, pues sin su jugada temeraria el resultado pudo haber sido distinto.
Jugó la Copa América de Chile 1991 en donde la selección colombiana terminó cuarta.
Otro momento amargo para el arquero antioqueño ocurrió en la Copa América de 1995 llevada a cabo en Uruguay. En el partido contra Brasil, el volante brasilero Juninho cobró un tiro de esquina e Higuita, intentando rechazar, introdujo el balón en el arco colombiano. Fue un autogol insólito en su carrera. Pese a ello, Colombia clasificó a cuartos de final y allí dejó en el camino a Paraguay en una serie de penales, donde el cancerbero anotó uno de los disparos y además tapó el cobro decisivo. En semifinales el equipo anfitrión sacó de carrera al conjunto cafetero, jugando entonces el partido con el tercer puesto contra la selección estadounidense, que ganó el equipo colombiano por 4 a 1.2
Sin embargo, Higuita era un ídolo en su país y en todas partes se ofrecían productos con su imagen, desde camisetas hasta cuadernos.

Como portero en la selección Colombia jugó en 68 partidos internacionales, recibió 54 goles y anotó 3; su última actuación con la selección fue en la Copa América de 1999, convocado por el técnico Javier Álvarez.
El Escorpión
El 7 de septiembre de 1995 alcanzaría mayor fama internacional tras realizar una legendaria jugada en el estadio de Wembley. Durante un partido que disputaba la selección Colombia contra Inglaterra, Higuita rechazó un disparo de Jamie Redknapp mediante El Escorpión, una acrobática y arriesgada maniobra que ya hace parte de la historia del fútbol. En ésta el portero lanza su cuerpo hacia adelante y estando en el aire golpea el balón con la suela de los botines, elevando previamente ambos pies por encima de su espalda.

Posteriormente, en una entrevista en televisión Higuita reconoció que la parada espectacular y ya mítica del escorpión la realizó porque vio al juez de línea levantar la bandera señalando el fuera de juego de un rival, y que luego al línea le debió gustar la parada pues bajó de forma rápida el banderín, según palabras del mismo jugador.3 El 22 de julio de 2008 dicha jugada fue elegida en el portal inglés de fútbol footy-boots.com, luego de una masiva votación por Internet, como la mejor de la historia del fútbol, lo cual dice mucho de su espectacularidad. De esta forma, el escorpión fue escogida como la mejor jugada del mundo con 20% de los votos.

En noviembre de 2004 participó en el partido de despedida de su colega paraguayo José Luis Chilavert. También había estado presente en la despedida de Diego Armando Maradona, encuentro en donde se robó el show haciendo su famosa jugada de “el escorpión” y anotando un gol de pena máxima.
También lo hizo en una publicidad de la bebida Frutiño antes de hacer el escorpión en Wembley y en la despedida de Mauricio Serna y de Víctor Hugo Aristizábal, en un partido homenaje en el estadio Centenario en la ciudad de Armenia y en un partido entre Once Caldas y el Deportivo Pereira.

El 21 de septiembre de 2008 Higuita, tapando para el Deportivo Pereira, volvió a hacer el escorpión en un partido contra el Once Caldas, en una jugada en la que Ricardo Ciciliano cabeceó el balón a una altura y velocidad similar a la del partido Colombia vs. Inglaterra (cuando Higuita hizo el escorpión por primera vez), siendo esta jugada el delirio de los espectadores presentes en el estadio Hernán Ramírez Villegas.
Escándalos
Sus escándalos públicos empezaron en 1991 cuando fue a visitar a la cárcel de La Catedral al famoso narcotraficante y jefe del poderoso Cartel de Medellín, Pablo Escobar, quien se encontraba allí recluido y de quien se declaró públicamente amigo. Pero el más grave de todos ocurrió el 4 de junio de 1993 cuando fue arrestado por estar implicado en un caso de secuestro.

Al parecer, Higuita medió en la liberación de la hija de un amigo, quien había sido raptada, lo que en su momento estaba prohibido por la ley colombiana. En consecuencia, estuvo recluido más de seis meses en la cárcel Nacional Modelo de Bogotá, lo que le costó su participación con la selección colombiana en el Mundial de USA 1994, pues sin duda alguna Higuita era el arquero favorito del técnico Francisco Maturana, quien declaró que la selección Colombia era muy distinta con Higuita en el campo de juego, quien transmitía confianza, serenidad y su estilo de arquero libero era perfecto para el sistema defensivo de Colombia.

En la cárcel llegó incluso a hacer una huelga de hambre (hace poco, Higuita ganó una demanda al Estado colombiano pues quedó demostrado que su detención fue injustificada).
Posteriormente, se vio involucrado en una pelea con el comentarista deportivo Cesar Augusto Londoño, a quien dio un puñetazo en un ojo cuando se lo encontró en un aeropuerto. ya que este periodista había recriminado en criticas con comentarios pasados de tono hacia él.

El 23 de noviembre de 2004, resultó positivo por cocaína tras un examen realizado tras un juego entre su equipo, el Aucas, y el Olmedo. Como resultado, la Federación Ecuatoriana de Fútbol lo suspendió por seis meses, y después se comprobaria que este resultado era producto de una persecución hacia el jugador por envidias cercanas al club, para que el arquero suplente jugara de titular y excluir al colombiano del equipo ecuatoriano de una vez por todas.

Televisión
En el primer semestre de 2005, Higuita participó en el reality show “La isla de los famosos: Una aventura pirata” y su continuación en “La gran apuesta”, del canal RCN, ambas adaptaciones del formato Survivor, en compañía de los también futbolistas Leonel Álvarez y Ricardo Pérez “El Gato”.

Como objeto personal llevó un toldo. En la primera parte del concurso “La isla de los famosos: Una aventura pirata”, quedó entre los 5 finalistas y en la continuación, “La gran apuesta” obtuvo el segundo lugar.
Durante su estadía en este reality hizo célebres frases como “Si esta es la guerra, que no llegue la paz”.
En el segundo semestre de 2005, también participó del reality “Cambio Extremo”, programa en el cual René modificó drásticamente su particular apariencia por una más estilizada, causando conmoción a nivel nacional.
“El Loco” (como lo llaman), se sometió entre otros procedimientos a liposucción, aumento de mentón, estética dental, estilista profesional, entre otros.

También fue referenciado en la película japonesa Saigo no Yakusoku en el 2009 donde además se utiliza su nombre como apodo al arquero de un equipo de futbol que fallece y a causa de esto se decide secuestrar un edificio.

Regreso
El regreso al fútbol de Higuita se dio el 21 de julio de 2007, cuando anunció públicamente que jugaría en Guaros de Lara FC en la primera división de la liga de Venezuela. En su primer partido con el equipo larense recibió dos goles, uno de Pedro Gudiño y otro Naill Vargas. El choque finalizó igualado a dos con el Monagas Sport Club En la segunda jornada el 12 de agosto, Higuita visitó la ciudad de Caracas, en el encuentro entre Deportivo Italia y Guaros. El Cancerbero recibió un nuevo gol, en el empate a uno, en el que Higuita intentó hacer dos espectaculares jugadas a su estilo, que por poco se convierten en tantos del cuadro caraqueño.

Desde enero de 2008 Higuita firmó con el club de segunda división de su país Deportivo Rionegro donde quedó campeón de la Primera B en el 2008-1 y ante su gran rendimiento fue contratado para jugar, con casi 42 años, en primera división con el club Deportivo Pereira.4 En este equipo jugó durante todo el torneo finalización de 2008 y su último partido profesional fue una victoria ante el Junior por 3-2 el 26 de noviembre en los cuadrangulares semifinales.5 Tras su paso por el Pereira, manifestó sus intenciones de regresar al Atlético Nacional para terminar su carrera, pero este nunca se concretó.6

A mediados del mes de julio de 2009 Higuita es sometido a un tratamiento para controlarle una enfermedad, causada por el parásito toxoplasma gondii, en el hospital San Vicente de Paúl de Medellín el ex jugador fue recluido aquejado de una recurrente migraña los doctores determinaron que la dolencia como toxoplasmosis.7

Despedida
Tras un año de inactividad, René Higuita decidió realizar un partido de despedida el 24 de enero de 2010 en el estadio Atanasio Girardot de Medellín.8 El partido entre los equipos Selección Antioquia y Amigos de René terminó 3-1 con dos goles anotados por el propio René y un rechazo ejecutado con su reconocida jugada del “Escorpión” ante unos 30.000 espectadores.9 Higuita jugó cada tiempo del partido en un equipo y estuvieron presentes Oscar Córdoba, Carlos Valderrama, Faustino Asprilla, Adolfo Valencia, Alexis García, Arnoldo Iguarán, Anthony de Avila, Néider Morantes, entre otros.

El 26 de febrero de 2010 también estuvo presente en un partido amistoso a beneficio de Haití, disputado entre la Selección de Haití y un equipo de Estrellas Mundiales en el Estadio Cachamay de Venezuela, el cual terminó con un marcador de 4-1.10




Switch to our mobile site