Twitter

La vida de Rene Higuita

Nació en Castilla, un barrio de clase baja de la ciudad de Medellin. Fue hijo de una madre soltera, María Dioselina Higuita, de quien tomó el apellido. Ésta moriría varios años después de su nacimiento, lo que hizo que René permaneciera al lado de su abuela Ana Felisa. Su infancia transcurrió en medio de grandes dificultades económicas, por lo que trabajó como vendedor de periódico y realizó diversos oficios para ganarse la vida.

La esposa de René Higuita se llama Magnolia y con ella tiene dos hijos, Andrés y Pamela. Además es padre de Cindy Carolina, hija de su primera esposa que falleció.

Su ingreso como portero fue muy anecdótico. En un torneo de su escuela, donde iban a escoger a los mejores jugadores para el Independiente Medellin, René era el goleador del equipo, pero se lesionó el portero y en su lugar lo pusieron a él, volviéndose el dueño indiscutible de la portería.

Trayectoria
En 1981 fue parte de la Selección de Antioquia sub-16 dirigida por Luis Alfonso Marroquín, que a la postre saldría campeona de Colombia. Fue convocado años después a la selección nacional juvenil, que participó en el Suramericano de Paraguay en 1985, la cual deslumbró por su fútbol espectáculo siendo el comienzo de la nueva era del fútbol colombiano, y con la que clasificaría para el Mundial Juvenil en la Unión Soviética de ese mismo año. Sin embargo, en dicho torneo Higuita no pudo jugar puesto que se encontraba lesionado, aún así fue incluído en la nómina que viajó a representar a Colombia.

A nivel profesional su carrera deportiva se inició en 1985 en Millonarios. En 1986 regresaría a jugar con el Nacional, que empezaba a ser dirigido por Francisco Maturana y bajo su batuta lograría varios de sus más importantes triunfos. El 31 de mayo de 1989 el Atlético Nacional se coronó campeón de la Copa Libertadores de América, el primer triunfo en este torneo de un equipo colombiano. La final, jugada contra el Club Olimpia de Paraguay en Bogotá, se definió mediante tiros penales e Higuita atajó 4 en la serie. En diciembre de ese año jugó la final de la Copa Intercontinetal contra el Milan de Italia, teniendo una destacada actuación y perdiendo en el último minuto del tiempo de prórroga. También ganó la Copa Interamericana en 1990 con una memorable actuación.

En 1991 viajó a España para jugar con el Real Valladolid, pero no tuvo suerte y abandonó el equipo a mitad de temporada pese a haber contado con la confianza de su entrenador Francisco Maturana. Regresó otra vez al Nacional con el que se coronó campeón de Colombia en 1994. En 1995 alcanzó de nuevo la final de la Copa Libertadores de América que Atlético Nacional perdió con el Gremio de Portoalegre. En ese torneo se recuerda que en las semifinales contra River Plate, en el partido de ida en Medellín Higuita cobró y anotó un tiro libre con el que le daba la ventaja transitoria al equipo colombiano en dicha serie, la cual terminó empatada tras el partido de vuelta en Buenos Aires y debió definirse mediante tiros de penal donde nuevamente Higuita atajó el penal decisivo.
Higuita jugaría después en el Club Tiburones Rojos de Veracruz de México y posteriormente regresaría a Colombia. Luego iría a jugar al club Aucas de Ecuador.

Higuita también es recordado por ser el pionero de los arqueros goleadores, pues durante su carrera profesional llegó a marcar 44 goles en partidos oficiales, según la Internacional Federation of Football History & Statistics, 37 por la vía del penalti y otros 7 por la del tiro libre. El récord lo ostenta Rogério Ceni, jugador aún activo.

El 24 de enero de 2010 realizó su partido de despedida en el Estadio Atanasio Girardot, con una asistencia de 21.307 espectadores

ESCANDALOS
Sus escándalos públicos empezaron en 1991 cuando fue a visitar a la cárcel de La Catedral al famoso narcotraficante y jefe del poderoso Cartel de Medellín, Pablo Escobar, quien se encontraba allí recluido y de quien se declaró públicamente amigo. Pero el más grave de todos ocurrió el 4 de junio de 1993 cuando fue arrestado por estar implicado en un caso de secuestro.

Al parecer, Higuita medió en la liberación de la hija de un amigo, quien había sido raptada, lo que en su momento estaba prohibido por la ley colombiana. En consecuencia, estuvo recluido más de seis meses en la cárcel Nacional Modelo de Bogotá, lo que le costó su participación con la selección colombiana en el Mundial de USA 1994, pues sin duda alguna Higuita era el arquero favorito del técnico Francisco Maturana, quien declaró que la selección Colombia era muy distinta con Higuita en el campo de juego, quien transmitía confianza, serenidad y su estilo de arquero libero era perfecto para el sistema defensivo de Colombia.

En la cárcel llegó incluso a hacer una huelga de hambre (hace poco, Higuita ganó una demanda al Estado colombiano pues quedó demostrado que su detención fue injustificada).

Posteriormente, se vio involucrado en una pelea con el comentarista deportivo Cesar Augusto Londoño, a quien dio un puñetazo en un ojo cuando se lo encontró en un aeropuerto. ya que este periodista habia recriminado en criticas con comentarios pasados de tono hacia él.

El 23 de noviembre de 2004, resultó positivo por cocaína tras un examen realizado tras un juego entre su equipo, el Aucas, y el Olmedo. Como resultado, la Federación Ecuatoriana de Fútbol lo suspendió por seis meses, y despues se comprobaria que este resultado era producto de una persecución hacia el jugador por envidias cercanas al club, para que el arquero suplente jugara de titular y excluir al colombiano del equipo ecuatoriano de una vez por todas.
REFERENCIA.: WIKIPEDIA. ENCICLOPEDIA LIBRE

Switch to our mobile site